10 mandamientos para un bronceado de alta seguridad

 

1. Aplica el  protector solar antes de salirdesde la mañana y remueve frecuentemente la aplicación, en particular después de cada baño.
2. No te expongas por más de 45 minutos al día (20 minutos tratándote de pleno soldurante las primeras exposicionesMás allá de este límite, los melanocitosquedan saturados y ya no producen más melaninaTe sugerimos una exposición progresiva, sin olvidar protegerte con ayuda de un bloqueador solar.
3. Evita exponerte entre las 12 y las 16 horas. En ese momento del día, los rayos del sol se encuentran a su máxima intensidad.
4. Durante los fuertes periodos de sol, no se debe exponer a los niños menores de 3 años. En las horas de poco solutiliza una protección máxima. La piel guarda en memoria todos los rayos recibidos durante la infanciaCuanto mayor sea la dosis, mayor será el riesgo de la aparición de cánceres en edad adulta.
5. No olvides que los rayos del sol no solamente se reciben en la playa. Cualquiera que sea tu actividad al aire libresalir en bicicletair de paseo caminandopasearpor las calles o los jardinesprotégete con un bloqueador solar.
6. Desconfía de las circunstancias que impliquen un riesgo adicional o una seguridad falsa: la alturauna cobertura de pocas nubessuelos reflejantes (nieve, arena, agua), viento fresco. Protégete siempre.
7. Usa sombrero o gorra y lentes de sol con cristales certificadoscapaces de filtrar los rayos UVA y UVBAdemás protege a tus niños con una camiseta seca y de color, una camiseta mojada deja pasar los rayos ultravioletas.

8.  Secate bien después de cada baño. El efecto de lupa de las gotitas favorecen las insolaciones y reduce la eficacia de los productos aún si son resistentes al agua.
9. Toma mucha agua y frecuentemente. El sol deshidrata nuestro cuerpo en profundidad. Las personas de mayor edad deben tener particular cuidado ya que su sedes menor y por otra parte los niños pequeños tienen una mayor necesidad de tomar aguapues cuentan con centros de termorregulación inmaduros.
10. Si notas que algún lunar cambia de forma, de tamaño o de color, consulta a tu Dermatólogo.

Siguiendo estos 10 mandamientos, la exposición al sol se convierte en un placer y el bronceado en una delicia. El bronceado obtenido será homogéneoduradero y sobretodo eficaz.

www.centrodedermatologia.com

Deja un comentario